Cada día alrededor del mundo se consumen más de 2.25 billones de tazas de café. En el año 2018, el chileno promedio tomaba 2,5 tazas de café al día, y eso que Chile sólo se ubica en el puesto 67 entre los países que más consume café al año, y 73 en cuanto a preparación de café en grano. 

Chile es uno de los pocos países en Sudamérica que prefiere el té sobre el café, una costumbre fuertemente arraigada a la herencia europea, especialmente inglesa, que adoptó nuestro país desde sus orígenes. Sin embargo, a nivel mundial, el café es la tercera bebida más consumida, justo después del agua y el té, y antes de la cerveza que ocupa el cuarto lugar. 

Los países que consumen más café pertenecen al hemisferio norte, por ejemplo, el consumo per cápita en Finlandia es de 10 Kg, en Suecia de 8,7 Kg y Eslovenia de 6,6 Kg. En Sudamérica lidera Colombia -número 54 a nivel mundial- con 1,6 Kg, seguido por Ecuador con 1,1 Kg. Nuestro país se ubica en el lugar 73 con 0,5 Kg.

 

1-consumo-café

 

Entre los entendidos de la cultura del café de especialidad, Chile se encuentra -de manera muy incipiente- en la tercera ola. En breve, la “primera ola” hace referencia al crecimiento exponencial en el consumo de café alrededor del mundo, evento que ocurrió en el siglo XIX -casi 300 años después de la data histórica del origen de la planta del café que se asocia a Etiopía. A comienzos del 1900, Estados Unidos introdujo el café instantáneo, en línea con su deseo de enlatar todos sus comestibles y bebestibles, volver todo instantáneo y “listo para usar” (ready to use). A medida que los consumidores se fueron informando, el rechazo al mal café llevó al surgimiento de la segunda ola, con la que se acuña el término “café de especialidad”. 

Si bien la famosa cadena de cafeterías originaria de Seattle nació en 1971, su concepto se asocia a la tercera ola del café de especialidad, que inicia el año 2002. El enfoque de este tercer movimiento es la compra de café basada en su origen, y la apreciación del café de especialidad como un producto artesanal en toda su producción, haciendo énfasis en la trazabilidad de cada etapa. Ahondaremos en el café de especialidad en las próximas entradas.

Se dice que Chile está en la puerta de la tercera ola porque el café instantáneo es el de mayor consumo (85% del total). Los granos de grado comercial representan otro 12%, y el 3% final representa café “gourmet”. Aún cuando el paladar criollo no es muy refinado en lo que se refiere a reconocer un buen café, y muchas veces prefiere tomarlo con leche y otros saborizantes, los chilenos aumentaron su consumo de café un 20% entre los años 2010 y 2015, según un estudio publicado por Euromonitor International en 2017.

Hay quienes se atreven a proponer una cuarta ola del café de especialidad, en la cual se honra un fuerte compromiso con la producción sustentable y la conciencia social, sin descuidar la calidad y el buen sabor. Este movimiento dirige su preocupación al impacto socioeconómico de la producción de café en las familias que trabajan las fincas y los granos, y al uso consciente de los recursos naturales. Abandona por completo la producción en masa que fue característica de la primera ola y promueve la comercialización de micro-lotes de café artesanal de excelencia, con la incursión en el cultivo orgánico. Esto significa también apoyar a emprendimientos pequeños o medianos que practican el comercio justo y directo, garantizando que todos los trabajadores reciban un pago digno.

Los chilenos tomamos MUCHO café: el infaltable matutino para despertar, llegando al trabajo para “ponerse al día” con los colegas, en la reunión de las 12 para mantenerse atentos, después del almuerzo “para la digestión” y uno que otro más para no quedarse dormidos durante la tarde. Pero, así como con muchos otros placeres, el chileno privilegia cantidad por sobre calidad, y prefiere tomar café instantáneo muchas veces en el día en lugar de darse el tiempo de preparar un café realmente bueno. Un buen café invita a una conversación entre amigos o a un momento de solitaria reflexión, un buen café es una experiencia.

Sin más que decir, ¡salud amigos!

 

Referencias:

https://www.toptenslist.com/worlds-most-consumed-beverages.html
https://www.pressreader.com/chile/la-tercera-especiales2/20180628/281479277153689
Szenthe, Adriana (2019). “Top Coffee Producing Countries”. WorldAtlas
https://amamus.coffee/the-benefits-of-specialty-coffee/
https://www.craftbeveragejobs.com/the-history-of-first-second-and-third-wave-coffee-22315/